×

CULTURA,

Belén Rueda “Nadie está igual después de este confinamiento y, el que diga que sí, miente”

19 agosto, 2020

La actriz encarna a “Penélope” en el último estreno de esta edición del Festival de Mérida que, por la demanda, amplía al lunes las representaciones de una función que arranca esta noche y sobre cuya protagonista están todas las miradas…

Por Ricardo Castillejo

Belén Rueda. Presentadora de televisión, primero. Actriz admirada y respetada, más tarde. La mujer que ha protagonizado más películas de terror y misterio de nuestro cine y una de las que gozan de más cariño entre el público. “Mar adentro”, “El orfanato”, “Los ojos de Julia”, “Perfectos desconocidos” o “No dormirás” son solo algunos de los muchos títulos de una trayectoria a la que habría que sumar series como “Periodistas”, “Los Serrano” o, su nuevo proyecto, “Madres”. Eso sin olvidar sus recordadas apariciones en diferentes espacios de la pequeña pantalla o representaciones teatrales a las que tiene que sumar, desde esta noche, “Penélope”, de Magüi Mira, de la que podemos disfrutar, con Rueda en el papel principal, gracias al empeño que Jesús Cimarro, el director del Festival de Teatro Clásico de Mérida, ha puesto para que ella encabece el último cartel de la edición actual de tan prestigioso certamen.

-Demasiadas miradas pendientes de Belén Rueda hoy, ¿no? 

-Bueno, la responsabilidad recae, sobre la directora, para empezar, y luego está repartida entre un elenco donde están compañeros como María Galiana, Pedro Almagro o Maxi Iglesias. Tengo que confesarte que, con todo esto que nos está pasando, el primer día que nos “juntamos” todos fue antes de ayer… Actuar en este teatro es maravilloso. Siempre lo he conocido como espectadora y pensaba: “Menos mal que estoy a este lado”. 

-Penélope es una mujer sumisa que aquí se reconvierte en una heroína… ¿Cómo se hace ese tránsito?

-Magüi ha revisado este mito porque una no espera veinte años a Ulises sentada. Era activa, la reina de Ítaca a la que no dejan reinar pero que, gracias a su inteligencia, consigue hacer mucho para lo que un hombre no se tendría que esconder. Homero decía que, contextualizando en esta época, ella tenía el destino en sus manos y el caso es que, gracias a muchas que han luchado antes que nosotras, podemos tener la misma voz que el hombre en cualquier tipo de Gobiernos o empleo. 

-De la televisión a la interpretación, siempre con éxito… ¿Imaginabas que el destino te tenía preparado todo esto?

-No, claro, pero no hay secreto. Solo el trabajo y confiar en lo que haces. En este recorrido había muchas dificultades de mentalidad: que si tienes una edad, luego que eres mujer, que vienes de la tele y no puedes hacer cine o teatro… y todas esas barreras las hemos ido eliminando. 


“Los aplausos se agradecen, pero hay que intentar no engancharse a ellos porque hay mucho que merece más la pena”


-Te ofrecen este texto hace como un año y, a pesar de los últimos acontecimientos, estrenáis en mitad de una pandemia mundial sobre la que me gustaría pedirte tu reflexión (y más después de la manifestación de Madrid de esta semana)…

-Después de estar tres meses encerrados en casa piensas en lo importante y pones tu escala de valores en un orden adecuado y, aunque luego vuelvas a la rutina, algo de eso queda. Hay que ser consciente de que es un momento muy especial y que debemos hacer caso de los consejos de precaución -y en Mérida lo estamos viendo de continuo- hasta que se encuentre una vacuna. Y, sobre todo, antes que exaltarse, intentar poner remedios. El enfado puede ser la gasolina para hacer algo, pero no es el camino. Nadie está igual después de este confinamiento y, el que diga que sí, miente. Estuve con mis hijas y con mi familia y he tenido las mismas sensaciones que todo el mundo, desde pensar que era algo transitorio a darme cuenta de que va a durar más de lo que creíamos. Más allá, me parece que nos ha hecho reconsiderar aspectos como el cuidado de nuestros mayores o cuestiones, como el amor, más importantes que la economía. Yo, por ejemplo, tengo unas increíbles ganas de abrazar a todos… (risas).

-Te presentas en el entorno de las “primeras damas” de la escena… ¿Qué tiene Belén Rueda de diva?

-Es que lo de diva está un poco denostado. Yo creo en la ilusión y la labor de equipo porque ni yo, ni nadie, haría absolutamente nada individualmente. Empieza por alguien que escribe el texto y, a partir de ahí, llega lo demás. Los divos piensan que ellos solos lo hacen todo y eso es imposible. 

-Lo que sí eres una primera actriz reclamada por grandes directores… ¿Cuál es tu secreto?

-El trabajo y la predisposición. Y que las dificultades no te impidan llegar a tu meta. 

-Una de tus hijas es actriz… ¿Te pide consejos? 

-Como buena hija, no. Lo que sí hablamos bastante, estudiamos las películas que vemos… Todo sin indicarle qué debe o no hacer. Lo tiene bastante claro, dentro de su edad, y, sus aciertos y sus equivocaciones, son suyos.


“En mi recorrido había muchas dificultades de mentalidad: que si tienes una edad, luego que eres mujer, que vienes de la tele y no puedes hacer cine o teatro… y todas esas barreras las hemos ido eliminando”


-¿Qué haces para gestionar los nervios de un estreno?

-Muchos ejercicios de relajación que luego no sirven para nada (risas). Lo mejor es hacerte con el espacio y meterte en la historia desde el comienzo, viviendo eso que estás contando y sin pensar en el qué dirán. 

-¿Es fácil para ti pasar del clamor del público a la normalidad? ¿Los aplausos pueden llegar a enganchar?

-Imagino que sí pero, en mi caso, cuando acabo un rodaje y llego a casa, me espera una familia y tengo que hacer lo normal de todos los hogares, con lo que no me cuesta mucho. Los aplausos se agradecen, pero hay que intentar no engancharse a ellos porque hay mucho que merece más la pena.

-En América, a las intérpretes que participan en muchos títulos de terror o suspense se les conoce como “reinas del grito”… ¿Qué te puede hacer gritar en la realidad?

-Depende… La injusticia me hace gritar mucho de miedo y de rabia. Soy bastante miedosa. Creo que las primeras películas de este género me salieron tan bien porque, entre los directores y el equipo, me daban unos sustos tan tremendos que pensé que tenía que aprovechar eso… (risas).

-¿Da más miedo un espíritu, un proyecto que no funcione o una crítica como las que se publicarán mañana después de tu representación de hoy?

-Lo de los espíritus no. Al contrario, a mí me encanta porque lo asocio a algo positivo de personas que se fueron. Es como un reencuentro, aunque no sea real. Lo del proyecto viene después del trabajo, que ya está hecho, y lo de la crítica me impacta en el instante, pero me dura poco e intento no leer demasiadas.

-Por cierto… Penélope aguarda veinte años a su esposo, pero… ¿existe ese amor incondicional?

-En esa espera, Penélope aprovecha para conocerse a sí misma y, cuando llega Ulises, se encuentra alguien diferente. Tenía que resolver los problemas de su reinado, de un hijo que, cuando cumple la mayoría de edad, la manda callar… Respecto al amor, es posible que, el que sentía por su marido, cambiara bastante con el paso del tiempo…

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA,

SM. Séptimo Aniversario. 2019 (3)

17 agosto, 2020

Llegamos al final de nuestro recorrido por los siete años de Sevilla Magazine como revista […]

Leer más
MODA, SOCIEDAD,

Sevilla Magazine. Séptimo Aniversario. 2019 (2)

8 agosto, 2020

El repaso a los siete años de historia de nuestra revista está empezando su cuenta […]

Leer más
MODA,

Sevilla Magazine. Séptimo Aniversario. 2019 (1)

3 agosto, 2020

El año pasado volvimos a superar muchas de nuestras expectativas con editoriales que nos dieron […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).