×

MÚSICA,

David de María “Mi hijo me ha ayudado a quitarme tapujos y a sentirme muy libre”

5 octubre, 2020

Con “Capricornio” David de María rinde un pequeño homenaje a los signos del zodiaco a través de un trabajo dedicado a su hijo Leo, el auténtico motor de su vida.

Por Ricardo Castillejo

Lleva más de dos décadas dedicado a la música. Más de veinte años que han transcurrido entre actuaciones, promociones y creación de temas para él y para otros artistas que han cantado sus melodías. Un largo camino, como todos los largos caminos, con muchas luces y alguna que otra sombra que, a pesar de todo, no han conseguido que David de María cese en su empeño de seguir compartiendo con su público temas como estos nuevos de “Capricornio”. Un disco bendecido por el Universo que ha dedicado a su hijo Leonardo, ese amor puro que el destino le tenía preparado y que ha hecho que, todos los sacrificios, merezcan la pena…

-A pesar de la que está cayendo, este trabajo te está dando muchas satisfacciones…

-Parece increíble que se llamase “Capricornio” porque, la testarudez, la disciplina que nos achacan a los que somos de este signo es la que quizás va a necesitar esta sociedad para superar lo que nos está pasando.

-¿Crees en la Astrología? ¿Te identificas con lo que, por ejemplo, dicen de los Capris?

-Yo creo en la energía de las personas, en la experiencia que se va adquiriendo en la vida y lo que ésta te pone por delante. Y claro, somos un planeta que está colgado por ahí y, de vez en cuando, se alinean el sol, la luna, las estrellas… Al menos nos da ilusión y esperanza. 

-Un pequeño test sobre la personalidad Capricorniana… A ver si te identificas… ¿Muy fríos y secos?

-Puede ser. Lo mismo en las distancias cortas, o en la piel, puede pasar esto hasta que no traspasamos ciertas barreras de confianza.



-Otro rasgo vuestro es la ambición…

-Por supuesto que soy ambicioso. No me gusta perder ni al ping pong, pero, en mi carrera no lo he sido. Me he sabido conformar con lo que he ido consiguiendo y me ha faltado ambición porque he dejado ciertas decisiones importantes en ciertas manos que no eran las adecuadas. He sido muy obrero, un superviviente del pop andaluz, no un buen empresario.

“El compromiso no me llama la atención ahora mismo. No descarto volverme a enamorar, pero no es una prioridad en mi vida”

-Mal genio y ataques de ira…

-Cuando llegamos a un extremo sí que tenemos mucho carácter. Luego nos estamos acordando siempre de aquel momento porque pierdes la razón al perder las formas.

-Volviendo al álbum, tu sonido se ha adaptado a los tiempos que corren, ¿verdad?

-Es que es necesario. Últimamente he escuchado mucho a Camilo Sesto, que tenía una voz fabulosa, y creo que lo que le pasó es que se quedó estancado en esa sonoridad suya. Igual le sucede al maestro Luis Miguel, al que me encantaría escucharlo en el siglo XXI, puesto que su capacidad vocal se lo permite. En mi caso tengo que ir de popero andaluz pero acorde a esta etapa.

-En alguna ocasión pensaste tirar la toalla… ¿Has recuperado la ilusión?

-Sí porque he conocido el amor de un hijo. Leonardo ha sido mi Ringo Starr y, con cuatro añitos, ha descubierto de veras lo que hace su papá. Me ha ayudado a elegir, a tocar la batería, a elegir el repertorio… Sin él saberlo se convirtió en mi inspiración y mi colega. Con un niño te rejuveneces. Ahora hago más el tonto que antes de nacer él.

-¿En qué medida te ha cambiado la paternidad?

-Hasta la portada se la pregunté a Leo que, como le gusta mucho la Semana Santa, me dio el visto bueno… Me ha ayudado a quitarme los tapujos y sentirme muy libre. He pasado dos años de desiertos duros e inesperados, pero vislumbro tierra a la vista e incluso ya la he pisado. 

-¿No te gustaría repetir?

-Yo ya he cumplido… (risas). Sí hubo un instante en el que, mientras superaba una ruptura sentimental como tuve, pensé que hubiera sido hermoso que tuviera un hermano. 

“Sin él saberlo, mi hijo se convirtió en mi inspiración y mi colega. Con un niño te rejuveneces. Ahora hago más el tonto que antes de nacer él”

-¿Estás enamorado?

-Sigo enamorado de mi carrera. Y de mi hijo y de mis amigos. Tengo gente a la que acudir si necesito contar algo. El compromiso no me llama la atención ahora mismo. Cuando me entrego, me entrego demasiado y no estaría al nivel de entrega que eso necesita y un hijo te supone mucha atención. No descarto volverme a enamorar, pero no es una prioridad en mi vida.

-Cumplirás 45 en enero… ¿Qué sientes al mirar atrás?

-Como buen nostálgico, nostalgia, pero de la bonita. Esto de ser un solista es una putada porque tú eres el que tienes que estar en todos los escenarios, pero agradezco haber aprendido tanto. 

-¿No te animarías a un “Supervivientes” o un “Tu cara me suena”?

-El primero no lo veo para mí, pero “Tu cara me suena” me encanta, al menos para ir como invitado en alguna ocasión. Eso de poner otras voces es algo que me llama la atención y, si me tocara hacer de mujer, haría una María Jiménez, una Rocío Jurado o una Isabel Pantoja. Tengo una voz muy lírica y me podría adaptar a cualquier estilo (risas).

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA,

Juana Martín: Moda con mayúsculas para la pandemia

6 octubre, 2020

La diseñadora presenta su colección, “La ciudad de la luz”, en un entorno tan especial […]

Leer más
MODA,

SM. Séptimo Aniversario. 2019 (3)

17 agosto, 2020

Llegamos al final de nuestro recorrido por los siete años de Sevilla Magazine como revista […]

Leer más
MODA, SOCIEDAD,

Sevilla Magazine. Séptimo Aniversario. 2019 (2)

8 agosto, 2020

El repaso a los siete años de historia de nuestra revista está empezando su cuenta […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).