×

SOCIEDAD,

Ken Appledorn: “Si todos tuviéramos más humor, nadie se sentiría tan ofendido”

16 febrero, 2021

Actor y humorista, este “sevillano nacido en Michigan” -marido de Jorge Cadaval-, tiene una agenda de compromisos en la que no para de enlazar proyectos teatrales, cinematográficos y televisivos.

Por Ricardo Castillejo 

Desde series como “Arde Madrid” a películas como “Rifkins Festival”, la última producción de Woody Allen. Desde recetas en el programa “Como Sapiens”, de TVE, a vídeos con cientos de miles de reproducciones en sus redes. Eso sin olvidar sus participaciones en espectáculos como “El desfase”, la actual propuesta de Los Morancos. Ken Appledorn, a sus 40 años, ha consolidado una carrera como intérprete que le aleja de ser solo el marido de Jorge Cadaval, con el que se casó en 2007 formando una simpática pareja a la que, juntos o por separado, hay que agradecerle el que nos hagan la vida un poco más divertida. 

-En los últimos tiempos, tus vídeos en redes están arrasando…

-La verdad que, con la cuarentena, como estaba todo tan parado, me aburría mucho y mi sobrina Patricia me introdujo en el mundo del Tik Tok. Creé una cuenta y empecé a investigar ideas, dando forma a chistes y escenas que me venían a la cabeza en formato de sketches que adapto a mi forma de ser. Para mí es algo como de recreo, para divertirme y pasar el tiempo. Además, no vivo de Instagram ni gano ni un duro de ahí…

-Lo que pasa es que, siendo de Estados Unidos, ¿es causal que compartas nuestro sentido del humor?

-Ha sido un poco coincidencia. Lo más importante es que seas tú mismo y, si son situaciones universales que nos pasan a todos, hay muchas posibilidades de que todo el mundo se ría. Lo mismo tienes pocos likes o visualizaciones pero, si a mí me hace gracia, ahí está la clave. Es como si decoras tu casa. Lo haces a tu gusto, dentro de que no sea una locura.

-¿Hay límites? ¿Terrenos en los que no entrarías?

-Burlarte de otra persona o herir a alguien concreto. O en temas de razas o de orientación sexual. Por lo demás, tenemos que reírnos de nosotros mismos, aunque estamos llegando a un punto de demasiada autocensura. Si todos tuviéramos más humor, nadie se sentiría tan ofendido.

-Tu romance con Sevilla comenzó cuando estudiabas, ¿verdad?

-Sí, hice un tipo de Erasmus porque tuve en Michigan una profesora de Triana que me decía que era muy gracioso y que me animara a venir y, aunque no tenía intención de salir, investigué y convencí a mis padres -con un Powerpoint en el que puse los pros y los contras-, para que me dejaran viajar. A partir de ahí fue un proceso de seis años durante el que conocí a Jorge, volví para trabajar en una agencia de viajes y, cada seis meses, iba y venía. Después murió mi padre y pensé que la vida era muy corta y quería apostar por la relación. Al final, vine a España y funcionó…


“El secreto de mi relación con Jorge es tener una buena amistad y el currarte sorprender, participar, escuchar, estar… A veces te enamoras de tu perro simplemente por estar. Es saber relajarse, dejar el móvil, prestar atención…”


-¿Y qué te ha dado nuestra tierra para convencerte? Porque una relación puede no ser suficiente…

-No lo es. Al principio cuesta mucho. Por idioma, tema cultural, amigos… Poco a poco fui haciendo mi círculo gracias al rodaje de “Malviviendo”, en Canal Sur, donde encontré gente con la que compartir aficiones, como el fútbol, que a Jorge no le gusta. Por otro lado, la familia Cadaval es maravillosa e incluso trabajé en el Colegio San Francisco de Paula, donde también conocí a personas estupendas. 

-La historia de amor con tu marido rompe muchos moldes: culturales, de edad -os lleváis dos décadas-… ¿Cuál es el secreto?

-La amistad. Tener una buena amistad y el currarte sorprender, participar, escuchar, estar… A veces te enamoras de tu perro simplemente por estar. Es saber relajarse, dejar el móvil, prestar atención…

-Te hemos visto en programas, series, películas… ¿Te motiva más algo a la hora de trabajar?

-No… Todo… El humor me ponía más nervioso, pero me parece que, por esto de ser guiri, llamo más la atención. Soy el pequeño de cuatro hermanos. En mi infancia me sentía el pesado y, con 18 años, aprendí a callarme. Sin embargo, cuando vine a España querían escucharme y me veían gracioso. Fue un cambio radical. Luego, siempre he sido muy sensible y me parecía que me resultaría más fácil el drama, aunque supongo que, por mi físico, me encajan más en la comedia. Jorge me ha enseñado que, cuando tú te ríes de ti mismo, no pasa nada. Si cuentas un chiste y nadie se ríe, no importa. La cuestión es que te haga gracia a ti. Damos demasiada importancia a lo que no lo tiene.

-¿Notas que, con esto de la pandemia, necesitamos reírnos más que nunca?

-Sin duda. Cuando la cosa está “chunga” y difícil, hay que desahogarse. Nacemos, pasamos alegrías, sufrimos… Tenemos que hacer este camino lo más leve posible, ayudándonos unos a otros.

-Tu acento te diferencia pero, ¿te limita también profesionalmente?

-Poco a poco me estoy quitando esta sensación. Cuanta más visibilidad doy, menos pegas veo. Al principio me montaba esa película y me decía: “No me están cogiendo por eso”. Tenía vergüenza hasta de subir vídeos y, en este sentido, el confinamiento me ha ayudado porque los comentarios eran de apoyo. Sé que al menos hay un segmento del público al que le gusto y yo no puedo cambiar. Lo importante es quererte a ti mismo.

-¿Te verías con un programa de televisión propio?

-Ahora estoy en la radio -en una tertulia en Canal Sur los martes por la mañana- que, al principio, me imponía. Pensaba que no tenía nada que decir pero, con cada reto, aprendo. Todo aporta y todo apoya y todo viene bien y, si me ofrecen un programa, en general, diría que sí.

-¿En un “Gran Hermano” o “Supervivientes” te verías?

-Me ofrecieron “Supervivientes” hace dos años, pero dije que no porque me parece que los actores ahí no pegan. Sea como sea, nunca diría nunca. Nunca se sabe cuándo puedo necesitar dinero, pero, ahora mismo, me están ofreciendo muchos proyectos interesantes. Lo que sí me encantaría sería fichar por “Tu cara me suena”…

Ricardo Castillejo

Recomendados

ACTUALIDAD, MODA, SOCIEDAD,

Felipe Vivas y Manuel Carrión (Tolentino Haute Hats): “Nos hemos sentido los seres más insignificantes de la tierra ante Tommy Hilfiger y ante la justicia”

27 febrero, 2021

Felipe Vivas y Manuel Carrión son Tolentino Haute Hats, firma sevillana que se enfrenta a […]

Leer más
MODA,

No es el perfume, son los zapatos

8 febrero, 2021

San Valentín, santo del amor. Uno de los favoritos del santoral para todos los que […]

Leer más
MODA, SOCIEDAD,

Ángela Ponce: “Soy un espejo en el que mucha gente se mira y un altavoz que mucha gente escucha”

27 enero, 2021

Acaba de cumplir 30 años y se encuentra en un momento espléndido, lleno de proyectos […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).