×

SOCIEDAD,

La gran decisión de Arantxa Sánchez-Vicario

24 febrero, 2016

La ex-tenista traslada su residencia a Barcelona para estar junto a su padre, enfermo de Alzheimer, dejando atrás los graves problemas familiares que los distanciaron

Fue una de nuestras grandes deportistas durante la década de los 80 y 90. Ganó cuatro títulos del Grand Slam en categoría individual, seis en categoría de dobles y cuatro en dobles mixtos, además de cuatro medallas olímpicas y cinco títulos de Copa Federación con el Equipo español. Sin embargo, los laureles de la gloria pronto se tornaron en espinas por un conflicto personal que se fue degradando con el tiempo. Los problemas de Arantxa fueron surgiendo a raíz de su traslado de residencia a Andorra, donde marchó para no pagar tantos impuestos sin informarse bien de los requisitos legales.  Al cabo de un tiempo, la Hacienda pública española reclamó varios millones de euros judicialmente a la deportista, que la dejaron prácticamente en la ruina en 2011.
Aunque la relación con su familia había sido buena hasta el momento, su segundo matrimonio con el agente inmobiliario Josep Santacana, en 2007, no fue visto con buenos ojos por los padres de la tenista, que no se fiaban de él. Incluso Emilio y Marisa encargaron un dossier a la agencia de detectives Método 3 para investigar a su futuro yerno quien finalmente acabó enterándose de los movimientos de sus suegros. Sea como sea, dichos hechos no pudieron impedir la boda, que se celebró en septiembre de 2008 en el castillo de Peralada de Gerona.
La verdadera bomba estalló al año siguiente con la publicación de la autobiografía de la ganadora del Roland Garrós, “Arantxa ¡Vamos! Memorias de una lucha, una vida y una mujer”  en la que relataba unas desaveniencias con los suyos que la privaron, siempre según su versión, de disfrutar de los 45 millones de euros que ganó en su carrera. Desde aquel momento, Arantxa dejó de hablar con los miembros de su familia, recordando en su texto cómo fueron sus padres los que tomaron la mencionada nefasta decisión de Andorra o cómo su madre elegía sus peinados o toda su ropa. La tenista acabó acudiendo a los juzgados para denunciar a su hermano Javier y a sus padres alegando administración desleal y apropiación indebida de su patrimonio. Unos problemas judiciales que les separaron por completo y que limitaron el apoyo de la deportista únicamente a su marido, Josep Santacana, sus hijos y algunos amigos íntimos.
La pareja después decide entonces trasladarse con sus hijos a Miami donde Arantxa trabaja como directora en una escuela internacional de tenis hasta que, finalmente, el pasado verano llegó a una serie de acuerdos, en los que desestimaba acudir por la vía penal y recuperar así una de las viviendas que poseía en Barcelona, donde vivían sus padres desde hacía más de 20 años, y su casa de la Costa Brava. Ahora, la delicada salud de su padre, con Alzheimer, ha llevado a nuestra protagonista a tomar la responsable decisión de dejar a un lado las rencillas de otros tiempos y volver a casa perdonando todo lo sucedido. Un gesto que le honra y que seguro es el principio del fin de tan mediáticos rencores.

Ricardo Castillejo

Recomendados

ACTUALIDAD, MODA,

El otoño es más top… con Laura Sánchez

14 octubre, 2019

Sevilla Magazine vuelve como cada mes a su edición impresa, donde esta vez le damos […]

Leer más
MODA,

Barbie celebra su 60 cumpleaños… ¡en Sevilla!

11 octubre, 2019

La clásica muñeca protagonizará la exposición que podrá verse en la Casa de las Sirenas […]

Leer más
MODA,

José Manuel Pérez: Diseños para una mujer REAL y con CURVAS

5 octubre, 2019

El creador de Gerena ha apostado, desde el principio de su carrera, por vestir a […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).