×

SOCIEDAD,

Lo mejor del año: MALENA GRACIA

4 agosto, 2019

Una mujer controvertida que, en la actualidad, disfruta de la serenidad de una madurez donde ha encontrado una fortaleza que nunca antes había tenido. Con ella compartimos este editorial de flamenca que se publicó en el número de enero de nuestra revista…

por Ricardo Castillejo

De padre sevillano, a Malena Gracia le hizo mucha ilusión vestirse de gitana en una ciudad donde, esta rubia seductora, se mostró más flamenca que nunca.

-Háblanos de la fama… ¿En algún momento te ha superado?

-Hombre, ha habido instantes en los que me ha pesado, pero no por mí. Nunca me he creído ni más, ni menos. Solo una ciudadana de a pie que, cuando sube a un escenario, se transforma. Lo que sí he sufrido por mis padres, por los comentarios hirientes que han escuchado, por haber venido mi padre a preguntarme sobre algo feo que había escuchado en el autobús. La gente es muy indiscreta y no piensa quién puede tener al lado. A mí me resbala todo, si bien durante una época sufrí y lloré mucho. Ahora bien, el cómo se han cebado con mi familia, no lo perdono. Ahí se han cebado mucho, mucho, mucho…

Malena, con un vestido de Ángeles Verano.

-Pero es que, al participar en “realitys”, ése es el precio, ¿no?

-Sí, sí. De todos modos, yo llevo muy cabeza muy alta y estoy orgullosa. Solo es que en este país deberíamos tener más respeto los unos por los otros. “Éste” tiene un nombre y unos seres queridos. Por ser famoso los demás no tienen el derecho a insultarte. Estamos en sociedad y no somos animales. A mí, a lo mínimo que me digan, van al juzgado (aparte que tengo un sobrino abogado y las demandas son gratis (risas)).


Creo que he sido la que menos me he operado de este país. Es mentira aquello que comentaron de no sé cuánto dinero que me había gastado en estética. Lo que más me he tocado ha sido el pecho, porque he tenido problemas y no quería tanto”

-Cambiando de asunto, hay un hito musical tuyo que es “Loca”, un tema que arrasó hace quince años pero que muchos siguen cantando… ¿Qué supuso para ti?

-Significó mucho. Ese disco lo produje yo con mi dinero y me costó mucho grabarlo y, cuando lo llevé a la discográfica, un señor lo metió en un cajón. Al salir le comenté a mi representante que iba a romper ese contrato y, al tiempo, se empezó a escuchar en televisión. Confío mucho y creo mucho en mí misma y sabía que pasaría algo grande, al igual que sé que, pronto, volverá algo muy bueno. Fíjate que a Monserrat Caballé le dijeron que no llegaría a nada, con lo que no puedes dejarte llevar del todo por lo que alguien, en un determinado momento, pueda opinar.

-¿Tienes amigos en tu profesión?

-Muy pocos. Algunos que adoro, como Arévalo, uno de mis descubridores, con los que continúo colaborando. Es un hombro donde llorar, un amigo, un hermano mayor que me ha demostrado su apoyo desde el principio. Por lo demás, poco. Me he llevado muchos desengaños con las que pensaba que eran íntimas y se han casado y no me han invitado ni a la boda. El tiempo es el mejor juez en este sentido y, por mi parte, me quiero tanto ya que, a cualquiera, no le doy mi cariño.

En el Hotel Los Seises, nuestra entrevistada con un modelo de Artesanía María Paz.

-Porque, de lo que se ve y se dice en la “tele”, ¿cuánto hay en tu caso de verdad y de ficción?

-Todo es verdad. Nunca he hecho un montaje. No voy a mentir para cobrar una exclusiva. Mi privacidad la tengo aparte y no quiero que nadie la toque. Si en un plató me he peleado ha sido cierto. No ha habido en mí búsqueda de fama. Ha surgido porque llevo siendo artista desde los seis años, cuando comencé a bailar. Después me junté con unos gays de mi barrio que hacían teatro y así empecé. Era la única niña de la compañía. Cada uno se busca el pan aunque es una pena quien tiene como pretensión ser famoso, sin ningún trasfondo más allá. Yo me sentiría muy mal si no fuera profesional de esto.

-¿En el amor has triunfado?

-No, para nada (risas). En el amor no he sido una triunfadora. Me ha pasado de todo, pero todo no se puede tener. Como tener hijos -que ha sido un sacrificio y una “espinita” que ya no me podré quitar porque el reloj biológico se me pasó (y porque tuve un problema de salud que me lo impide)-, no haberme casado, no haber encontrado la pareja ideal… Esto es muy complicado y es difícil que nos entiendan. Amo este trabajo -que no tiene horas y requiere una entrega total-, desde pequeña, cuando soñaba con ser artista. Es más, me considero inteligente. Empecé medicina -que es una carrera que querría terminar-, y me decanté por lo mío no por no estudiar, porque aquí hay estar estudiando de continuo.

En el amor no he sido una triunfadora. Me ha pasado de todo, pero todo no se puede tener. Como tener hijos, que ha sido un sacrificio y una “espinita” que ya no me podré quitar porque el reloj biológico se me pasó”

-¿Cómo eres enamorada?

-Muy pesada. Me enamoré de un italiano y me arruiné, porque me lo gastaba todo en pasajes (risas). Soy muy enamoradiza, aunque llevo una temporada más tranquila. Me habré enamorado fuerte, fuerte, tres o cuatro veces pero, si me pasa y me tengo que ir a la China, allí me planto (risas).

-¿Ahora estás sola?

-No. Estoy con una persona y muy tranquila. Creo en la pareja pero no tanto en el matrimonio.

-¿Y en Dios?

-Me tiré bastante apartada de él pero mi madre, la noche antes de fallecer, me pidió que me encontrara otra vez con mi fe y en ésas estoy. Por eso me gusta tanto Sevilla, con tantos Cristos y Vírgenes.

Fantástica bata de cola de Ángeles Copete.

-También tenemos trajes de flamenca…

-Llevo en mi sangre esta ciudad y me apasionan los vestidos de gitana y, en concreto, las batas de cola.

-¿Cuál es tu relación con la moda?

-Tengo un vestidor gigante. Lo mismo voy más elegante que más casual. Soy una “fashion victim” y yo misma me hago mis “looks”. Todo tiene un proceso. Con 20 años vistes de una forma y, aunque siga teniendo mis curvas, los escotes tan pronunciados, y la ropa muy corta, no me atraen tanto como antes. Me parecería muy ridículo con una minifalda de veinteañera.

-¿Te llevas bien con el paso del tiempo?

-Cumplir años es fabuloso y nunca he escondido mi edad. Sería mucho peor no hacerlo. Por lo demás, nunca me faltan mis cremas hidratantes ni mis tratamientos, aunque no me considero obsesionada con la belleza. Un “retoquito” puede estar bien pero que tu cara parezca de un muñeco, no es para mí atractivo.

-He escuchado que te habías operado de todo…

-Pues no. Creo que he sido la que menos me he operado de este país. Es mentira aquello que comentaron de no sé cuánto dinero que me había gastado en estética. Lo que más me he tocado ha sido el pecho, porque he tenido problemas y no quería tanto.

-¿Y si se escribiera tu biografía?

-Estoy en ello, aunque va a tardar porque tengo tanto guardado… (risas). No voy a dar nombres, pero no voy a mentir. Los lectores no se la pueden perder porque van a descubrir que, por citarte algo, he vivido muchas temporadas fuera de España con una pareja mexicana muy importante que tuve. Es la Malena que nunca he contado, si bien algunos capítulos -por lealtad a quienes los protagonizan-, quedarán silenciados y morirán conmigo.

Dirección: Ricardo Castillejo
Reportaje gráfico: Nacho Álvarez
Maquillaje y peluquería: Silvestre Falcón
Producción: Jesús Green Pepe Zarza
Ubicación: Hotel Los Seises

Sevilla Magazine

Recomendados

ACTUALIDAD, MODA,

Uniqo Qlamenco o la diversidad en la Alta Costura flamenca

6 diciembre, 2019

El Hotel Gran Meliá Colón de Sevilla acogió este miércoles la segunda edición de Uniqo […]

Leer más
ACTUALIDAD, MODA,

Alex de la Huerta: Diseños exclusivos llenos de modernidad y riesgo

25 noviembre, 2019

Este diseñador, a sus 36 años, es un referente a nivel local especializado en el […]

Leer más
ACTUALIDAD, MODA,

En noviembre… ¡El amor está de moda!

24 noviembre, 2019

El Mister Sevilla Pablo Román, junto a Nepo Sánchez y Julio César Sandoval (de la […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).