×

ACTUALIDAD, MÚSICA,

José Mercé: “No me creo la edad que tengo”

23 junio, 2022

Un “obra”. Así define José Mercé el último trabajo que ha lanzado y donde ha contado con la autoría para sus temas de Antonio Orozco. Mano a mano han creado un disco, “El Oripandó”, que al jerezano le hace sentir orgulloso, pues se trata de una biografía musicada de una vida en la que, el fallecimiento de Curro, el hijo del cantaor -con solo 14 años y debido a un mal congénito de corazón-, es sin duda su experiencia más dura. A sus 67 años, Mercé ha reaparecido con la ilusión de un niño con zapatos nuevos en un verano en el que no faltarán conciertos como el que ofrecerá este sábado en Starlite Catalana Occidente

-Una nueva aventura con “El Oripandó” y siempre con una sonrisa y emocionado…

-Mucho. Lo que sí que, aunque parezca presuntuoso por mi parte no es un disco, es una obra del principio a fin. Tanto Antonio Orozco como yo hemos trabajado durante casi tres años en esta autobiografía de mi vida en la que, además de cantar, cuento. Aparte es vanguardista y puede servir para las nuevas generaciones flamencas pues, aunque no lo parezca, desde el primer tema al último va en un 3 por cuatro flamenco.

-¿Ha sido el tuyo un camino con más luces o con más sombras?

-Con mucho más sol, pero vino la oscuridad y acabó con todo. Cuando se te va un hijo no hay nada. Es lo más grande que te puede ocurrir. Solo lo puede superar que se te vaya otro. Jamás se olvida, “Jamás desaparece lo que nunca parte”, tema que le dedico a mi hijo Curro, aún presente en mi casa desde que nos levantamos hasta que nos acostamos desde hace 28 años. Es algo que no se supera nunca. La mente del ser humano está preparada para que se te vaya una madre o una tía o un hermano, pero un hijo, no. Solo aprendes a vivir con ello, refugiándote en tus otros hijos y en los tuyos para. Ésa ha sido mi oscuridad. Si no hubiera sido por mi mujer, que me animó, no hubiera podido seguir adelante.

“Me acaban de decir que tengo más de doce millones de escuchas en Spotify y un millón de reproducciones al año… ¿Es importante? Por lo visto sí pero a ver si me dan algo… (risas)”

-¿Tus mayores asideros hoy día?

-Mis hijas, mi mujer, ahora mi nieto, que me da la vida. He tenido mucha suerte con mis hijas, grandes amantes de la música y con las que me llevo muy bien.

-Siempre has sido un artista muy transgresor… ¿para tus cosas privadas también?

-Soy un gitano muy abierto. Estamos en esta sociedad totalmente integrados, sin problemas. Vivimos como cualquier ciudadano de a pie, sin ninguna liturgia ni nada de eso.

-¿No te cansa la continua referencia tu purismo flamenco a la hora de cantar?

-La pureza es muy bonita y, por ejemplo “El Oripandó”, la tiene. Es muy verdad. La ortodoxia, el cante grande o cante chico lo hace el intérprete. La soleá no es un cante grande y la bulería uno pequeño. ¿Quién dice que un fandango de Huelva es menor? Lo del purismo se ha quedado antiguo, ha pasado de moda.

-¿Qué has encontrado en Antonio Orozco para confiarle el relato de tu vida?

-Él tiene una forma muy bonita. Estábamos grabando “La voz”, Antonio como coach y yo como ayudante y le planteé que quería hacer algo con él. Al día siguiente se acercó a mí, hablando muy bajito, y me dijo: “Maestro, ¿lo de ayer era verdad?”. Le contesté que sí, que era la única persona, por su sensibilidad y forma de sentir, que podía sacar eso de mí. Llevo mucho en esto y “El oripandó” es de lo más importante que he hecho.

-Claro que has tenido que hacer balance de tu camino pero, ¿qué vida has tenido?

-Una muy bonita. No he sido del “boom”. Empecé con 13 años y tengo 67 y, tanto en lo profesional como en lo personal he ido avanzando. Para la edad que tengo no estoy mal y todavía sigo aquí (risas). Llegar es fácil. Lo difícil es mantenerse. Me acaban de decir que tengo más de doce millones de escuchas en Spotify y un millón de reproducciones al año… ¿Es importante? Por lo visto sí pero a ver si me dan algo… (risas).

-¿Te pesan los años?

-No. Te lo juro por mis hijas. Estoy mejor que nunca, con más ganas y con más miedo, por la responsabilidad, a la hora de subirme a un escenario. Una vez allí lo que hago es disfrutar. Me gusta que el público disfrute como yo lo hago.

-¿Imaginas el día en el que no estés activo?

-Todavía no. Lo que me pasa es que no me creo la edad que tengo. Me siento bien de todo y estoy en una etapa con mucha ilusión y muchas ganas de hacer cosas. Siempre arriesgo, pero aquí lo he arriesgado todo.

-Hemos pasado una pandemia, estamos con la guerra de Ucrania… ¿Qué conclusión, tú que has vivido ya tanto, sobre el hombre?

-Con la pandemia no hemos aprendido nada. El ser humano está peor y ahora viene el loco éste y fíjate lo que está liando… Viví la dictadura de Franco, pero era menos dictadura y, a partir de los setenta, todo se volvió más bonito… No sé si somos nosotros, que creo que sí porque no toda la culpa la tienen los políticos con lo que algo nos tocará a nosotros… Lo mismo no sabemos lo que hacemos cuando vamos a votar.

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA,

Ana Camero: Estilismos que marcan tendencia

29 abril, 2022

Responsable desde hace dos años de toda la peluquería de SIMOF, Ana Camero es una […]

Leer más
MODA,

India Martínez: “Nunca he tenido miedo a perder porque, menos de lo que he tenido, es casi imposible”

19 abril, 2022

La cantante disfruta de un momento pleno en el que, a sus éxitos discográficos, se […]

Leer más
MODA,

Flamencas a flor de piel entre la modernidad y el clasicismo

18 abril, 2022

Con “Solamente tú”, la diseñadora vuelve a recuperar la ilusión por una moda flamenca cara […]

Leer más

Copyright © 2022 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).

Desarrollado por Multiplika | Codemartia S.L.