×

MODA,

India Martínez: “Nunca he tenido miedo a perder porque, menos de lo que he tenido, es casi imposible”

19 abril, 2022

La cantante disfruta de un momento pleno en el que, a sus éxitos discográficos, se suma el cariño que el público le demuestra en conciertos como los que dará, este verano, en el Tío Pepe Festival o en el Concert Music Festival de Chiclana. En el terreno personal se muestra agradecida por las muchas cosas buenas que el destino le tenía preparadas

La cantante con un diseño de Aires de Feria y sombrero de Felipe Vivas (Tolentino)

A los once años comenzó a subirse a los escenarios y, a los diecisiete, firmó su primer contrato discográfico. Hoy, a sus 34, suma más de un millón de seguidores en Instagram, no deja de hacer conciertos, es solicitada, para compartir duetos, por los más admirados compañeros de profesión (Alejandro Sanz, Enrique Iglesias, David Bisbal o Pastora Soler, entre otros) y son ocho los álbumes que tiene en el mercado (Palmeras, con éxitos como La gitana, es el más reciente). Indiscutiblemente, el nombre de India Martínez está escrito ya con mayúsculas en nuestra historia musical más reciente, siendo solo el principio de una carrera en la que aún tiene mucho por decir. Más allá, poco se sabe de la vida privada de esta cordobesa, cuyo nombre real es Jenifer Yésica Martínez Fernández, que mantiene una relación con Ismael Vázquez, profesor de capoeira.                      

-Después de tanto camino recorrido, ¿cómo valoras este momento profesional tan excepcional por el que estás pasando?                                              

-Sí, a pesar del tiempo que llevo es muy bonito sentirse una veterana que empieza, que tiene la misma ilusión que una niña. Mirando atrás es cuando más disfruto de todo lo que me está sucediendo en estos instantes.                                    

-¿Cuándo tuviste la sensación de decir: ‘Lo he conseguido’?                 

-A día de hoy, que es cuando siento que he superado varias etapas, unas más intensas que otras. Recibes premios, cariño de la gente… Todos los procesos son bonitos, hasta el estudio de grabación, donde vas recibiendo constantemente.                 

-Andalucía desde luego que te ha demostrado la admiración concediéndote la Medalla de nuestra comunidad autónoma…                                       

-Sí, son reconocimientos que, ni buscas, ni te esperas que te vayan a pasar. Te van recompensando de esa forma y, ya que te vienen, los disfrutas y agradeces que tu tierra y tus paisanos te respeten y confíen en ti. Por donde voy, hablo de Andalucía como nadie.

Superglamourosa propuesta de la firma Anguas Ruiz con pendientes de Morlote Complementos.

-En mitad de tanta vorágine, ¿qué supone la familia para ti?                                        

-Es un pilar fundamental. Tenemos que ser una piña y estar tanto para las buenas, como para las malas y, aunque a veces queramos ir de forma independiente, aquí tenemos la suerte de conservar esa tradición familiar. En otras ciudades del norte de España -y en otros países, como Inglaterra o Francia-, son más independientes que nosotros, hasta el punto de no saber lo que es tener cerca a una hermana o a una madre, y se extrañan cuando nos ven tan unidos. Ellos no lo conciben igual y debemos darnos cuenta de que es un tesoro, que no siempre se valora.                                    

-¿Tienes mucho tú de gitana?         

-Soy una mezcla que ni yo misma la sé. ¡Hasta orígenes egipcios tengo! En mi familia, siendo de Córdoba, hay payos, gitanos, árabes… A veces me sale la gitana y otras, la paya (risas). Incluso, cuando viajo fuera no saben de dónde soy…

“El amor tiene que ser muy puro y, en paralelo, darse su espacio cada uno, no ser egoísta, no exigir demasiado al otro, dar lo mejor de uno mismo…”

-Esa independencia y ese sentido nómada de la existencia que llevan en su ADN gitanos o árabes… ¿Lo tienes?                        

-Los míos sí, somos muy así. Intentamos llevar el ritmo que te impone la sociedad, pues no te queda más remedio, pero en mi casa somos muy anárquicos y claro, eso lo introducen mucho en ti tus orígenes.

-Otra característica que tienen los gitanos es el poco apego a lo material…                 

-La verdad es que sí. En mi caso he nacido en un barrio donde mi única posesión era mi gente y nada más. Nunca he tenido miedo a perder, porque menos de lo que he tenido es casi imposible. Por eso no te da miedo nada, continúas tu sendero y valoras lo que vas encontrando, pero nosotros no somos materialistas, ni hablamos de dinero… Claro que te gusta vivir bien y aspiras cada vez a más (sobre todo porque sabes de dónde vienes y, el hecho de no tener nada, te hace pasarlo regular) pero, si no nos falta lo básico, deberíamos de ser felices todos.                              

India, muy guapa con este modelo de Artesanía Mary Paz.

-¿Qué te aporta el éxito?                 

-Intento tener un equilibrio entre lo personal y lo laboral. Cuando veo que el éxito profesional se excede, y me lleva a un terreno donde no estoy cómoda, para mí no es éxito. Me gusta pasar tiempo con los míos y tener una vida privada, disfrutando también de mi parcela artística (aunque puede ser complicado saber llevarlo).

-¿Está en tus planes crear tu propia familia?       

-Sí, cuando llegue su momento (y sé que se acerca cada vez más). En alguna ocasión me encantaría encontrar esa paz y completarme como persona. Creo que eso también me va a aportar mucho como artista.           

-¿Cómo te ves de madre?    

-Eso sí que no lo sé (risas). No sé si seré buena madre. Intentaría aprender de mi alrededor, sobre todo, de mi hermana, que es una madraza increíble. Lo lleva todo a rajatabla, enseña muy bien y tiene mucha paciencia. La verdad, yo soy un poco tiquismiquis y, cuando me molesta algo, ya empiezo con el “quita, quita”… Por otro lado, soy muy dormilona y, sumando eso a la agenda y los viajes que tengo, quizás con algo de ayuda, me animaría.     

La firma Sibilina Flamenca también participó en este editorial de moda.

-¿Qué tipo de pareja eres? ¿Detallista, celosa, pasota…?                                   

-Eso debería decírtelo él (risas). Creo que soy detallista y romanticona. Disfruto mucho dando sorpresas sin que sea un día especial, aunque sea algo simbólico. Una vez le comenté a mi chico: “Haz la maleta, que nos vamos”. Le puse una venda en los ojos, unos cascos y, cuando abrió los ojos, estábamos en un avión con destino a Brasil… Al darse cuenta, se puso a llorar porque él, que nunca había estado allí, apasionado de la Capoeira… ¡Imagínate!  Me encantan ese tipo de gestos que no se pueden perder. Llevamos ocho años ya y, por su parte, lo lleva mejor que yo. Si no sería imposible llevar esa frescura de la relación.                                

-Porque tú que cantas tanto al desamor como al amor, ¿cómo entiendes este sentimiento? Te lo pregunto porque las redes sociales y las aplicaciones han deshumanizado tanto a las parejas…                                            

-Lo entiendo tal y como siento mi relación. El amor tiene que ser muy puro y, en paralelo, darse su espacio cada uno, no ser egoísta, no exigir demasiado al otro, dar lo mejor de uno mismo… Cuando empezamos a ser acaparadores perdemos esa cordialidad, ese “querer” porque, aunque a veces te pique, todos tenemos derecho a nuestros ratos. Al principio quería tener a mi pareja continuamente conmigo. Me disgustaba que se fuera, pero después pensaba: “Igual que yo me tengo que ir cuando llegan eventos o salidas fuera, él también tiene que seguir con su vida”. Así que, si no acaparamos, la relación va a respirar mejor siempre.                                        

-Ya que menciono las redes sociales, ya tienes un millón de seguidores en Instagram… ¿Las manejas tú?                                                           

-Sí, aunque suelen avisarme cuando tengo que subir cartelería de conciertos, ya que es mucha información y algo se me puede olvidar. Intento estar ahí y contestar a los comentarios, pero es cierto que necesito desconectar y que, con esta profesión, cuesta.      

-Incluso has plantado cara a alguna crítica…       

-Sí, aunque en los mensajes negativos no suelo entrar, ni contestar. Pero claro, hay veces que te tocan la fibra y he llegado a contestar y, esa respuesta, a hacerse viral. De hecho, tengo un tema que se llama Valiente cobarde y se lo dedico precisamente a los que escriben ese tipo de mensajes negativos a través de una pantallita. Uno puede dar su opinión, pero no llegar a insultar.         

El verde de José Galván, otro impresionante diseño que luce la cordobesa.

India, eres una mujer muy atractiva y con muy buen físico y actualmente ya sabemos que no solo cuenta la voz sino también la imagen. ¿Eres consciente de ello?                         

-Sí, por desgracia, estamos un poquito presos del físico. Intento cuidarme, ir elegante a los sitios, pensar en lo que me voy a poner, (en función de la canción o del lugar), pero también me agrada estar cómoda y no sentirme presa de eso. Cuando tengo entrevistas o pruebas de sonido, si me apetece, voy en chándal o sin maquillar. Me arreglo solo cuando tengo una sesión de fotos, una entrevista en televisión o cuando me subo a un escenario pero si vienes a mi casa, estoy sin maquillaje ninguno y con mala cara (risas). Me gusta ser un poquito salvaje, en ese sentido.

-¿La belleza te ha pasado factura alguna vez? Te lo refiero por ese movimiento, `Me too´, nacido en Estados Unidos a raíz del caso del productor de Hollywood, Harvey Weinstein…                   

-La belleza crea estereotipos que no son ciertos y hay quien piensa que una mujer, por ser atractiva, resta de inteligencia, o solvencia. Eso viene de atrás, del machismo que había antes y de ahí la lucha en la que estamos. Sí que, en alguna ocasión, por creerme que era mi amigo o mi mánager, se han aprovechado del poder que tenían, pero el tiempo pone a cada uno en su sitio y esa gente aprende (y uno mismo, también).            

La artista, vestida por Atelier Rima, se ha convertido en un referente musical de la actualidad.

-Eres una persona tranquila… ¿y tímida?

-Un poquito (risas). Es mi personalidad. Me entrego a quien me apetece y me inspira confianza. Los que me conocen saben que no tengo pudores ningunos (risas). No soy muy habladora, pero, una vez me abro, no hay quien me calle (risas). Creo que en parte se debe a que me he criado así. El flamenco me ha dado eso porque tenía que estudiar sola y las chicas de mi edad no compartían eso conmigo, tenían otras preferencias, como jugar, o salir. Yo me iba a una peña flamenca y me relacionaba con personas mayores. Un día tocaba la guitarra, otros, el piano o la percusión… Las niñas me veían como aburrida (risas).

-Si perteneciéramos a ese grupo cercano tuyo, ¿con qué India Martínez nos encontraríamos?                     

-Tú ya, casi (risas). Eso es mejor preguntárselo a ellos. Intento ser generosa y buscar reuniones donde estemos en armonía. Sigo conservando amigos, tanto en Córdoba como en Almería, de cuando empezaba, pero claro, los más cercanos son los que se van quedando en tu vida. Me gusta mucho ir al cine o quedarnos jugando a algo mientras nos reímos o nos matamos, porque soy muy picona (risas). También me gusta, de vez en cuando, echar algún partidito de fútbol o de tenis.                           

-¿Te da miedo el paso del tiempo? 

-No, porque vivo el día a día. El tiempo pasa más rápido de lo que parece y por ello, no pienso en el futuro. Como pienses en eso, se te va más rápido todavía y tienes la sensación de perderlo. Preocupa un poco cuando te das cuenta de que ha pasado, en especial cuando veo fotos y pienso: “¡Diez años ya de esto!”. En cualquier caso, me siento una afortunada.

Elegancia máxima la de esta creación de Anguas Ruiz con tocado de Felipe Vivas (Tolentino)

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA,

Ana Camero: Estilismos que marcan tendencia

29 abril, 2022

Responsable desde hace dos años de toda la peluquería de SIMOF, Ana Camero es una […]

Leer más
MODA,

India Martínez: “Nunca he tenido miedo a perder porque, menos de lo que he tenido, es casi imposible”

19 abril, 2022

La cantante disfruta de un momento pleno en el que, a sus éxitos discográficos, se […]

Leer más
MODA,

Flamencas a flor de piel entre la modernidad y el clasicismo

18 abril, 2022

Con “Solamente tú”, la diseñadora vuelve a recuperar la ilusión por una moda flamenca cara […]

Leer más

Copyright © 2022 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).

Desarrollado por Multiplika | Codemartia S.L.