×

ACTUALIDAD, CULTURA,

Fernando Repiso: “La vida no es Disney. Es incómoda, mancha y es sucia”

25 junio, 2022

“Las agujas de la noche” es la segunda novela de este sevillano que, después de “6 mujeres 6”, propone un argumento mucho más siniestro con un trasfondo de sexo y drogas en una historia protagonizada por el inspector Iván de Pablos, policía homosexual con una doble vida con Sevilla, ciudad del autor, como telón de fondo. Pareja de Antonio Muñoz, actual alcalde de la capital hispalense, Fernando Repiso pone sobre la mesa una dura historia de temática gay que nos sirve para profundizar en muchas cuestiones referentes a un colectivo al que aún le quedan muchas barreras por derribar.

-Has cambiado mucho, respecto a tu propuesta anterior, el tono del texto, ¿no?

-Yo como lector soy omnívoro y, además, me apetecía probarme a mí mismo. Es cierto que “6 mujeres 6” era una tragicomedia, pero también tenía un asesinato…

-Lo que sí permanece es Sevilla como ciudad argumental…

-Pero es otra Sevilla distinta. Antes era Heliópolis como epicentro más clásico de la historia y ahora es una Sevilla tan oscura que en ésta incluso hace mucho frío, algo que no suele salir en los telediarios pero que existe.

“Los gays somos enfermos y transmitimos el SIDA, pero los que se van de putas y llevan transmitiendo la sífilis desde hace años y años atrás son otros y no nosotros”

-El que la temática de esta novela gire en torno al mundo gay, ¿no te reduce lectores? ¿O es que buscas ese sector como potenciales lectores?

-No busco un mercado concreto. Es una novela negra y ahí tienen cabida todos los colectivos. Se trata de un contexto donde ocurre una situación…

-¿Pero no llevas a estigmatizar un poco a los homosexuales? Acabamos de pasar lo de la “viruela del mono”, que se ha comentado tiene en los gays un grupo de riesgo, y tú planteas una trama también gay asentada en una realidad que no hace sino echar más leña al fuego de la imagen social de este grupo…

-Me interesaba contar eso y hacerlo así. La corrección política es la enemiga de la literatura y de la creación y la normalización del colectivo ha conllevado el que el gay normativo sea un chico mono con otro chico igual de mono, todo depiladito, con un sueldo estupendo y que puede adoptar niños, pero eso es lo que sale en las películas. La realidad no es ésa. Una parte de este colectivo, como en los ochenta, toma droga y practica mucho sexo aunque mi libro, en esa década que te comento, hubiera sido uno más, sin escandalizar tanto. A mí los Javis me gustan, pero han hecho cosas que ya había hecho Almodóvar, de manera mucho más cruda y sin ese toque dulzón. Hemos sufrido en ciertos aspectos una involución y está claro que hay un parte de la población interesada en transmitir que ciertos colectivos van unidos a ciertos hechos. Los gays somos enfermos y transmitimos el SIDA, pero los que se van de putas y llevan transmitiendo la sífilis desde hace años y años atrás son otros y no nosotros. Todo esto está demasiado mediatizado.

“Me da rabia que no salgan gays de colectivos donde sabemos que los hay pues, si entre el 10 o el 15 por ciento de la población es gay, ¿dónde están los del fútbol o la Guardia Civil?”

-¿Está la policía preparada para tu protagonista, policía gay?

-Sí, hombre. Hay grupos LGTBI dentro de la policía, incluso creo que en Sevilla. Otro asunto es que el comportamiento de mi Iván, el inspector, sea ilegal en ciertos momentos…

-En Estados Unidos, durante uno tiempo, se puso de moda el “outing” para destapar la homosexualidad de artistas y políticos… ¿Qué te parece?

-Nefasto. La sexualidad de cada uno es de puertas adentro y sacar a alguien del armario me parece una falta de respeto, entre otras razones porque hay muchas razones que llevan a la gente a estar en esa situación. Por otro lado, si me da rabia que no salgan gays de colectivos donde sabemos que los hay pues, si entre el 10 o el 15 por ciento de la población es gay, ¿dónde están los del fútbol o la Guardia Civil? Diferente es lo del outing, que no lo haría como no me gustaría que me lo hicieran a mí…

-Porque en “Las agujas de la noche”, ¿cuánto hay de ti?

-Mucho, igual que en la publicación anterior, aunque te aviso, para los que vayan más allá, que Ray Bradbury no creo que fuera a Marte para escribir sus “Crónicas Marcianas”…

-Lo políticamente incorrecto puede cerrarse opciones, como un Premio Planeta…

-Es que no escribo para el mercado ni veo tan radical mi novela. Solo muestro una realidad que existe, pero es que la vida no es Disney. Es incómoda, mancha y es sucia.

-Podrías escribir una novela rosa…

-Me encantaría y de hecho estoy con una historia de amor. Lo que pasa que es sobre el amor como yo lo entiendo, no sobre el normativo, puesto que el 99 por ciento de las relaciones no son ideales. El que diga que tiene una familia perfecta miente o no está bien de la cabeza…

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA,

Ana Camero: Estilismos que marcan tendencia

29 abril, 2022

Responsable desde hace dos años de toda la peluquería de SIMOF, Ana Camero es una […]

Leer más
MODA,

India Martínez: “Nunca he tenido miedo a perder porque, menos de lo que he tenido, es casi imposible”

19 abril, 2022

La cantante disfruta de un momento pleno en el que, a sus éxitos discográficos, se […]

Leer más
MODA,

Flamencas a flor de piel entre la modernidad y el clasicismo

18 abril, 2022

Con “Solamente tú”, la diseñadora vuelve a recuperar la ilusión por una moda flamenca cara […]

Leer más

Copyright © 2022 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).

Desarrollado por Multiplika | Codemartia S.L.