×

MODA, Simof,

Una eterna renovación con nombres propios

31 enero, 2020

El arranque de la pasarela SIMOF confirma que, a pesar de los rumores de una posible cercana crisis, la creatividad de los diseñadores sigue haciendo latir con fuera el corazón de la moda flamenca

Por Ricardo Castillejo

Es evidente que, a medida que el número de diseñadores crece, el pastel de la tarta que corresponde a cada uno se hace más pequeño. Igual que es evidente que el traje de flamenca tiene ciertas limitaciones que hacen que innovar sea un reto mayor cada temporada. Si a eso le sumamos el hecho de que, desde la pasada crisis, se es mucho más prudente en las puestas en escena -y en las inversiones en las colecciones-, el resultado es que la espectacularidad sobre las pasarelas ha ido mermando algo, lo que no significa que no siga habiendo lugar para novedades y que el público no se siga enamorando, año tras año, de las propuestas que los profesionales de este ámbito ofrecen dentro de la particular forma que cada uno de ellos tienen de contemplar esta moda. Cada nombre -especialmente ocurre esto con los más veteranos- es, al final, un sello con determinadas características concretas.

María Amador
María Amador

Un camino que ayer comenzó María Amador, la cual se bautizó en el SIMOF con “Brida”, homenaje al mundo del caballo que nos dejó preciosas imágenes, en algunos casos, con ciertos aires rocieros confeccionados con tejidos que recordaban a los cuadros escoceses y que vestían a preciosas amazonas con blusas y corbatas o con un penacho de plumas como el que lució Ángela Ponce, la bellísima modelo invitada de la jornada. Por su parte, Agus Dorado optó por una línea mucho más étnica (turbantes africanos incluidos) empoderando a la mujer con grandes aros y originales patrones ceñidos en la silueta. 

Agus Dorado
Agus Dorado
Aurora Gaviño
Aurora Gaviño
Aurora Gaviño

A continuación llegó Aurora Gaviño, uno de los “platos fuertes” de la tarde con su homenaje a María Jiménez -presente en las gradas- a través de una piezas más zíngaras que nunca pero también más serenas y asentadas. La sevillana desplegó su abanico de combinaciones de negro con mostazas, blancos y ocres con profusión de mantoncillos, naranjas o malvas, que contrastaban con unos vestidos que eran como “collages” que nunca se sabe, por la cantidad de elementos que incorporan, cómo pueden terminar. Como detalles, plumas en los tocados, algún estampado de pavo real y grandes pendientes para rematar cada conjunto.

Aurora Gaviño
Aurora Gaviño
Luis Fernández
Luis Fernández

Muy elegante, Luis Fernández sorprendió con su perfección en el empleo del tul y corsés artesanales para “Preludio”, título de un espectáculo al que se incorporaron volantes de gran volumen para un resultado romántico y muy delicado y espectaculares resultaron también los rojos de Alejandro Santizo, algunos de ellos mezclados con naranja, dentro de unos cortes muy ceñidos en mangas y silueta, talle bajo y muchos, muchos volantes en puños y bajos.

Alejandro Santizo
Alejandro Santizo
Pilar Vera
Pilar Vera
Pilar Vera

En cuanto a Pilar Vera, gran referente de este universo flamenco, bajo el título “Laranjeira” -término tomado del portugués-, esta veterana artesana de la costura no hizo sino confirmar que, cuando el espíritu es joven, uno siempre tiene la capacidad de renovación viva y novedades con las que sorprender. En su caso, tonalidades flúor (como el amarillo lima), naranjas, verdes o malvas se aplicaron para unos vestidos, ligeros en los vuelos, complementados con largos collares, también flúor. Bombers de lunares, volantitos a modo de hombreras y cortes canasteros supusieron otras notas interesantes de este pase.

Pilar Vera
Pilar Vera
Sara de Benítez
Sara de Benítez
Sara de Benítez

Muy femenina, Sara de Benítez recurrió al lunar en la gama de pasteles para “Mis claveles”, flor superpuesta muy presente en unas creaciones en las que las hijas iban a juego con sus madres y donde no faltó una línea de inspiración flamenca con pantalones y tops con mangas cortas de volantes o vestidos con flecos y volantes en asimetrías. Cinturones dorados y botonaduras a lo largo del cuerpo desembocaron en una parte final en la que se jugó para el patronaje con la mitad de la figura con lunares y la otra mitad con negros estampados. Un auténtico derroche de talento y positividad.

Sara de Benítez
Sara de Benítez
José Galván
José Galván

Ya en la recta de salida, José Galván buscó su visión más clásica de la flamenca en “I`m” con el hilo conductor del lunar y los motivos florales y Sara Sanabria acudió al ballet y la danza clásica en “El lago”, sofisticada colección en la que no faltó el tul y los tejidos de elastano como marca de una empresa con una concepción flamenca que giró alrededor de los rosas, amarillos, berenjenas y blancos.

Sara Sanabria
Sara Sanabria
Miabril

Por último, carrusel de famosos para “Miabril”, firma de Rocío Terry y Lourdes Montes -esposa de Fran Rivera-, que congregó en el Auditorio a personajes, entre otros, como Ágata Ruiz de la Prada para ver cortes muy sencillos para blancos, rosas, calderas con lunares salmón. Largos hasta el tobillo y escotes en pico fueron dos notas más en el cierre de una jornada en la que, como podemos comprobar, los nombres propios brillaron casi con la misma luz propia que sus trabajos.

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA, Sin categoría,

Juana Martín. El renacer de nuestra gran diseñadora

21 marzo, 2020

La cordobesa, que hoy cumple 46 años, ha sido nombrada por el Centro de Enseñanzas […]

Leer más
MODA,

José Raposo. Un concepto de la flamenca sin competencia

10 marzo, 2020

El diseñador de Sanlúcar de Barrameda homenaje esta temporada a su abuela en “Carmela”, una […]

Leer más
MODA,

DISEÑO ANDALUZ CON NOMBRE PROPIO

7 marzo, 2020

Son famosas/os, de Andalucía… y también se dedican al diseño. Analizamos los casos de Vicky […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).