×

CULTURA,

Diana Navarro: “Me cortaron la capacidad de soñar a lo grande”

21 junio, 2021

La cantante se convertirá en Concha Piquer a partir del 11 de noviembre en el Teatro Español, donde estrenará “En tierra extraña”, la función en la que la malagueña da el definitivo salto a la interpretación en un texto con la creadora de la copla como protagonista

Ricardo Castillejo

Doña Concha Piquer. Así la conocían y así ha pasado a la historia. A la “Reina de la copla” -otro de los apodos que tuvo-, nadie le “pisó el poncho”, tal y como ella misma reconoció en la mítica entrevista que concedió a Lauren Postigo para su programa, “Cantares”. Creadora del género de la canción española, la artista vivió entre 1906 y 1990, fecha en la que fue despedida en uno de los entierros más multitudinarios que se recuerdan y tras dejar un increíble legado en el que están títulos como “Tatuaje”, “En tierra extraña”, “Romance de la otra” u “Ojos verdes”. Muchísimas canciones que forman parte de nuestra memoria colectiva y que, en parte, quedarán recogidas en la comedia musical que, desde hace varios meses, prepara Diana Navarro, la cual se meterá en la piel de la mítica valenciana dirigida por Juan Carlos Rubio.

-¿Qué es Concha Piquer para ti?

-La verdad que siempre me ha llamado desde que empecé, aunque me identificaba más con Marifé o Rocío por ser quizás más raciales. Es más, hace diez años me ofrecieron hacer el musical de su vida y, más tarde, la TV Movie, proyectos que no llegaron a ningún sitio. Luego, cuando saqué “Sola”, su hija, Concha Márquez Piquer, buscó mi teléfono y me llamó para cantármela, algo que me impactó mucho. Concha Piquer hizo la transición del cuplé a la copla desde que vino de Broadway y estudiarla es como un clásico que debes saber para llegar a otras cosas. En mi caso no voy a hacer un “Tu cara me suena” suyo porque es imposible imitarla. Intentaré parecerme a ella, pero desde mí. Yo uso muchas florituras y cambio la melodía, pero no será el caso.

Imagen de la legendaria Concha Piquer.
Diana Navarro durante un encuentro con Concha Márquez Piquer.

-Una de las leyendas urbanas sobre Concha Piquer afirma que era una mujer muy complicada…

-Era una superviviente. Cuatro hermanos, madre costurera, padre albañil… Empezaron a trabajar pronto y, como tenía mucho carácter desde chica, con ocho o nueve años fue a pedir trabajo en el teatro, donde dijo que era artista y que quería actuar. Todos los días andaba cuatro kilómetros de su casa a la sala, hasta que se fijó en ella el maestro Penella y se la llevó a Nueva York. Solo hablaba valenciano y aprendió inglés antes que español… En fin, unos orígenes que le marcaron, igual que la disciplina que aprendió en Estados Unidos. Es cierto que regañaba mucho a los de su compañía, porque pedía una formalidad excesiva, pero no creo que fuera porque se sintiera superior.

“Soy más “Bambi”, más dulce que Concha Piquer. No he tenido que robar patatas en un huerto y está claro que eso te marca. El hambre y la necesidad te modifican la personalidad para siempre”

-¿Es la Reina de la Copla?

-La Reina Madre, sí… (risas). Esto es como Madonna o Beyoncé (risas)… Lo que tengo duda es si el enfrentamiento de Concha con Rocío Jurado fue real o un poco pactado… Me parece recordar que Concha Márquez contaba que su madre ayudó a Rocío para que entrase en un “tablao”…

-¿De qué te sientes más cerca y más lejos de ella?

-Más cerca en la disciplina, en la constancia, en querer dar lo mejor… Por otro lado, soy más “Bambi”, más dulce. No he tenido que robar patatas en un huerto y está claro que eso te marca. El hambre y la necesidad te modifican la personalidad para siempre.

-¿Qué llevas tú en tu baúles?

-Ilusiones… Me he aligerado de muchas cosas, pero siempre queda algo. Como cuando se te derrite un bombón en el bolso, que deja mancha… Es verdad que me cortaron la capacidad de soñar a lo grande y eso me duele. Tengo que empezar a soñar más y, en este sentido, este montaje inesperado me ha permitido recuperar esa capacidad.

-Concha Piquer se retiró porque le falló la voz. ¿Qué te alejaría a ti de los escenarios?

-No hacerlo bien. El público es el que va a decidir cuando me tengo que ir y, en este sentido, creo que soy objetiva y que tengo gente alrededor que me dice la verdad. A no ser que seas Lola Flores, que era una “crack” y hasta el final tuvo algo que ofrecer, debes reciclarte y dar lo que en cada edad puedas. Intento cuidar la alimentación, la voz, practicar deporte y seguir formándome como ser humano. Eso me hace tener a la artista muy presente.

“Soy contrafóbica y, ante las tres maneras de enfrentarse al miedo (huir, paralizarte o enfrentarte a él), siempre elijo la última y me tiro de boca”

-¿Se ha sido justo con la memoria de “la” Piquer?

-Bueno, sí, aunque, por otro lado, le ofrecieron la Medalla de Isabel La Católica y respondió que prefería estar en el grupo de las que no las tenían. Las personas -y las artistas lo somos-, solemos tener nuestro punto de soberbia y ella es muy popular pero también muy desconocida a nivel más íntimo. Fue empresaria, la otra -en su relación con Antonio Márquez-, feminista…

-Pero tu proyecto no es su biografía, ¿no?

-No. Es una ucronía, que son personajes reales en situaciones ficticias. Es decir, Rafael de León, Lorca y Piquer, los tres protagonistas, existieron pero, que se sepa, Concha y Federico, por ejemplo, no se conocieron. Es un ensayo, en clave de tragicomedia, donde ellos se encuentran coincidiendo con el comienzo de la Guerra Civil, el 12 de julio de 1936.

-¿Desde qué sentimiento afrontas este reto?

-Ya que me he aprendido la mitad de la obra, estoy más tranquila. Soy contrafóbica y, ante las tres maneras de enfrentarse al miedo (huir, paralizarte o enfrentarte a él), siempre elijo la última y me tiro de boca (risas). Me he formado y tengo la intuición de interpretar copla, mi bagaje en televisión, cortos, mi papelito en “Padre no hay más que uno”… Sea como sea, a partir de aquí, si sale bien, sí diré que soy actriz.

-¿Te consideras la Concha Piquer del siglo XXI?

-¡Qué va! ¡Ojalá! Ella logró mucho. Sus compañías, sus discos… Es un galardón demasiado grande. Me gustaría ser la Diana Navarro de la gente.

-En la generación de “la” Piquer era costumbre alimentar enfrentamientos entre folklóricas… ¿Tienes enemigas en tu mundo?

-No… Alguna cosilla… Pero lo mismo era mi propia envidia… Sinceramente, no. En “Azabache” nos hicimos una foto de broma tirándonos de los pelos pero, con Pastora Soler, Lombo y Pasión Vega hice la gira de mi vida.

Ricardo Castillejo

Recomendados

MODA,

Masaltos.com: Modelos icónicos que nunca pasan de moda

10 septiembre, 2021

Empieza septiembre y, antes de presentar las novedades de nuestra temporada, queremos repasar con vosotr@s […]

Leer más
MODA,

El descontento del sector de la moda flamenca

9 septiembre, 2021

Por Ricardo Castillejo No se están haciendo muchas cosas bien y, el desfile del sábado […]

Leer más
MODA,

Quelton. Los exitosos bikinis de dos intrépidas gemelas sevillanas

13 junio, 2021

A sus 21 años, Ángela y Reyes Queraltó han creado una marca de bikinis que, […]

Leer más

Copyright © 2019 Sevilla Magazine. Todos los derechos reservados (All rights reserved).